#HistoriasDiarioSur
Autor: Pablo Santiesteban, periodista , 4 de enero de 2021

Río Bueno, 243 años junto al río que le da su nombre (Parte II)

Atención: esta noticia fue publicada hace más de 13 días
Río Bueno en el siglo XIX, se aprecia la parroquia y parte del puente de madera de la ciudad.
Compartir

[#HistoriasDiarioSur] La ciudad progresa con el nuevo impulso que le entregan los colonos alemanes en el siglo XIX.

Con la llegada de los primeros colonos alemanes al puerto de Corral en 1850, Río Bueno pronto fue considerado como tierra de colonización por los alemanes, que se encontraron con un pueblo modesto que aún evidenciaba su pasado indígena y español. Las poblaciones se habían levantado cerca del fuerte San José de Alcudia y se vivía una interesante relación social.

Según el libro “Andanzas de un alemán por Chile”, que relata el viaje del aventurero Paul Treutler, Río Bueno tenía para esos años a unas 600 personas viviendo en la ciudad y que el alemán Justus Machmar ya tenía en 1857 un emporio. 

El primer cementerio de Río bueno se levantó en los terrenos que actualmente ocupa el hospital, hacia 1840 se establece el cementerio católico y en 1871 el cementerio para “disidentes” o no católicos. En ese mismo año se levanta la escuela alemana que funciona por casi 94 años, siendo Carlos Thomas uno de sus educadores de más prestigio. Hacia 1888 aproximadamente se instala en Río Bueno la hermana terciaria franciscana Carmen Goycolea con un colegio para indígenas el que presta funciones hasta 1901, fecha en que llegan las religiosas de la congregación de la Santa Cruz y crean el actual colegio

LA PRENSA

También hubo prensa en Río Bueno, pues el colono alemán Enrique Schwaner llevó la primera imprenta y empezó a editar “La voz de Río Bueno” entre 1888 y 1894. En aquellos años tener una imprenta era prácticamente llevar progreso a esa ciudad y así lo entendió la pareja de valdivianos formada por José María Casas Mujica y Juana Adriazola Uribe. Ambos crearon el periódico “La Pampa” entre 1889 y 1890 y “La Paz” entre 1891 y 1894. 

Lamentablemente para Juana Adriazola, su esposo José María fallece en 1891, pero eso no le impidió seguir siendo editora en su viudez de “La Paz” que era un periódico de corte balmacedista y defensor de las ideas liberales en medio de la Guerra Civil de 1891 y años posteriores a ella donde hubo persecución contra todos los que hayan apoyado al presidente Balmaceda.

Juana Adriazola fue precursora de las mujeres periodistas de nuestra región y el país.

EMPRESAS Y MUNICIPALIDAD

A mediados del siglo XIX ya había varias empresas instaladas en Río Bueno tal como los aserraderos Daniel, Hott, Barrientos y Adriasola, entre otros; los molinos de harina Hott, Klagges y Vásquez y la poderosa industria de cueros de los hermanos Schwencke, levantada hacia 1867 a orillas del río.

Con esta actividad industrial Río Bueno fue adquiriendo protagonismo y llegó mucha gente a vivir a la ciudad, eso mismo provocó que fuera azotada por una peste de viruela entre 1893 y 1897 con rebrotes en los primeros años del siglo XX.

En 1891 es electa la primera municipalidad pero esta no llegó a instalarse hasta 1894 porque la mayoría de los municipales eran partidarios del presidente Balmaceda, derrotado durante la Guerra Civil de ese año, por lo que el primer alcalde electo fue el ciudadano de origen nicaragüense José María de la Fuente.

EL PADRE TADEO

En 1902 llega a Río Bueno el padre Tadeo de Wiesent, franciscano alemán que destacaba por su trabajo en salud y que difundió el tratamiento de la hidroterapia. Muchas personas de toda condición social acudían a él para buscar curación e incluso se dice que el propio presidente Pedro Montt lo visitó en alguna ocasión en Río Bueno.

Fue tanta la fama del religioso que se creó una industria de sandalias denominada “Chalas padre Tadeo” y que administraba Remigio Díaz Burgos. El misma padre Tadeo le ayudó con la mejora de sus sandalias, le otorgó diseños e indicaciones inclinándose siempre hacia la cura y sanación, pues el padre obligaba a usar sandalias a sus pacientes como parte de sus tratamientos de sanidad.

En 1912 el sacerdote abandona la ciudad en parte por presiones de sectores políticos y también por que se desencadenó otra peste de viruela que lo obligaron a abandonar su misión, pese a que estaba empecinado en curar a la gente con sus terapias. Nunca más volvió a Río Bueno. 

EL RAMAL

La llegada del ferrocarril aumentó el desarrollo, ya que Río Bueno fue parte del ramal Cocule-Lago Ranco. El primer proyecto de esta línea data del año 1905, cuando el ingeniero Fernando Petit elabora el primer trazado del trayecto entre La Unión y Río Bueno por el sur del río homónimo. Un esfuerzo similar es replicado en 1910 por Rafael Edwards con un trayecto propuesto por la ribera norte del río, y posteriormente en 1922 por Abel Munizaga, quien llega a ejecutar parcialmente una construcción al sur del río Bueno, que sin embargo queda inconclusa por falta de financiamiento.

En noviembre de 1925 se encarga un estudio para la conclusión de las vías al ingeniero Isidro Dorotea y finalmente el 7 de marzo de 1929 la empresa "Barriga, Wachholtz y Alessandri y Cia" comienza con las obras. Pero el trabajo se ve paralizado súbitamente por la gran crisis económica de ese año, y recién es reanudado en 1933 para completar el tramo entre La Unión y Río Bueno. El tramo entre esta última localidad y Lago Ranco es entregado cuatro años más tarde, en noviembre de 1937.

En 1949 se concluyen las obras del sub-ramal entre la estación Crucero y la localidad de Entre Lagos, también conocido como Ramal Crucero-Puyehue, concluyéndose de esta forma el trazado definitivo de la vía. En este trayecto destacó la construcción del Puente Chirre, que conectó las estaciones Chirre y Entre Lagos, y que fue uno de los puentes ferroviarios más altos del país.

Esta vía fue severamente afectada por el terremoto del 22 mayo de 1960, lo que implicó el cese indefinido de las operaciones en parte de la vía. El servicio de pasajeros dejó de operar el 6 de marzo de 1983, mientras que el transporte de cargo cesó en sus funciones en 1990.

En la útima parte veremos sitios emblemáticos de la ciudad, tal como sus casas alemanas y su bella plaza que este 23 de enero será reinaugurada.

VER PARTE I: 

https://www.diarioriobueno.cl/noticia/historiasdiariosur/2021/01/rio-bueno-243-anos-junto-al-rio-que-le-da-su-nombre-parte-i

VER PARTE III:

https://www.diarioriobueno.cl/noticia/historiasdiariosur/2021/01/rio-bueno-243-anos-junto-al-rio-que-le-da-su-nombre-parte-final

 

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel