YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 30 de noviembre de 2022

Uniformes clínicos: Aprende cómo escoger los más favorecedores para ti

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 60 días
Compartir

¿Por qué son tan populares los uniformes clínicos? Además de ser una manera fácil para que los pacientes identifiquen a los trabajadores de la salud, los uniformes médicos son simplemente prácticos. Con diseños simples y fáciles de lavar, cuentan con pocos lugares para que se escondan las bacterias y otros contaminantes, resultando ideales para utilizar en lugares como hospitales, clínicas veterinarias, y muchos otros.

Entonces sí, sabemos que los trajes clínicos son parte del día a día de un profesional de la salud. Deben ser cómodos, prácticos, permitir realizar movimientos con facilidad y estar elaborados con telas que sean fácilmente lavables y de rápido secado. Todo esto es cierto, pero… ¿cómo mantener el estilo?

La verdad es que como trabajadores de estas áreas, deseamos que nuestros trajes clinicos también nos hagan lucir bien, especialmente porque los empleamos en nuestro lugar de trabajo y también queremos estar presentables, manteniendo la comodidad. Pero no te preocupes, que el hecho de tener que usar uniformes médicos no significa que no se pueda estar a la moda y con mucho estilo.

¿Y qué significa vestirse a la moda? Se trata, a fin de cuentas, de la elección del atuendo adecuado. Siendo un uniforme profesional, estos trajes además de prácticos deben lucir bien para transmitir la impresión correcta a los pacientes, familiares y colegas.

¿Te interesan unos tips sobre cómo escoger tus uniformes clínicos? Hoy te hablaremos de cómo usarlos para estar siempre presentable y a la moda. ¡Empecemos!

  1. Elígelos siempre a tu medida

Tus uniformes médicos deben darte el máximo rango de movimiento, pero a la vez deben quedarte bien. En este aspecto, procura adquirir exactamente la talla que te corresponde y solo en caso de estar entre dos tallas, elegir la más grande.

En ocasiones se cree que la comodidad de un uniforme médico está ligada a su amplitud: mientras más ancho, más cómodo y apropiado, y la verdad es que aquellos demasiado holgados terminarán obstaculizando el movimiento en el trabajo, causando el efecto contrario.

       2. Escoge un estilo que complemente la forma natural de tu cuerpo.

Existen multitud de diseños que pueden ayudarte a estar cómodo en tus jornadas y al mismo tiempo lucir bien. Aquí también influye mucho el gusto personal. Dependiendo de tu estilo podrás decantarte por un traje clínico de un estilo más clásico o tradicional, o bien algún modelo de corte más deportivo. Eso sí, confirma siempre que se trate de un diseño que se ajuste de forma natural a tu cuerpo, con telas flexibles que se adapten a ti.

Otro detalle a tener en cuenta son los bolsillos. Los trajes médicos también suelen tener varios bolsillos para guardar las muchas cosas que los profesionales de la salud necesitan a diario. ¡Ten en cuenta este detalle a la hora de elegir tu traje clínico!

       3. Verifica las telas con las que están confeccionados.

El material de tu uniforme médico incide directamente en qué tan bien se adaptan a tu figura, siendo más estructurados o más fluidos, e incidiendo en el nivel general de comodidad y elasticidad.

Por ejemplo, comprar uniformes médicos con un poco de spandex en su composición (alrededor del 3-4 %) agrega un poco de flexibilidad a la tela, y por tanto, le aportará más suavidad, comodidad y ajuste natural a la pieza. También es importante que se trate de un material capaz de resistir las manchas y arrugas, y que sean lavables en lavadora, lo que facilita mucho el mantenimiento, sobre todo para un profesional de la salud ocupado.

       4. Ten en cuenta la elección de color.

Sabemos que color de tu traje clínico muchas veces depende de las políticas del centro de salud. Pero en caso de que estés empleado en un lugar que brinda más libertad en la expresión para elegir los colores que les gustaría usar, te tenemos algunas recomendaciones que pueden serte útiles.

En un principio, es importante que selecciones colores que vayan bien con tu tono de piel, ya sea a nivel de polera o pantalón. Por otro lado, una buena idea es hacerte en tu colección con varios trajes clínicos de colores básicos como por ejemplo el negro, que te permitan hacer combinaciones con el resto de tu armario de trabajo. ¡Anímate a combinar distintos colores y diseños para expresar tu estilo personal en tu trabajo!

¿Un tip extra? Procura que tu ropa interior sea siempre de colores neutros para evitar que se vea algo a través de la tela.

Si sigues los consejos anteriores, te aseguramos que paso a paso lograrás armar una colección de uniformes clinicos que te haga lucir profesional y con mucho estilo todo el tiempo, sin sacrificar ni un ápice de comodidad.

Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel