YoPublico.cl
Por Yopublico.cl , 16 de diciembre de 2022

5 beneficios de añadir aceite de sésamo a tus preparaciones

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 53 días
Compartir

También conocido como la Fuente de la Juventud, el aceite de sésamo es uno de los aceites más saludables que existen, cargado con una gran cantidad de nutrientes esenciales. Como uno de los primeros aceites vegetales conocidos, el aceite de semilla de sésamo se ha utilizado durante miles de años dentro de la cocina asiática y del mundo.

Los poderosos beneficios para la salud del aceite de sésamo han sido reconocidos por mucho tiempo, incluyendo su capacidad para ayudar en el crecimiento óseo, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, controlar la ansiedad y muchos más.

¡Conozcamos los principales beneficios para la salud y por qué es buena idea incorporar al estante de nuestra cocina este maravilloso ingrediente!

Pero primero… ¿Qué es el aceite de sésamo?

El aceite de sésamo es un aceite vegetal comestible derivado de las semillas de sésamo. Además de usarse como aceite de cocina en el sur de la India, se usa como potenciador del sabor en las cocinas del Medio Oriente, África y el sudeste asiático. Tiene un distintivo y delicioso aroma y sabor a nuez.

Conocidas como la "reina de las semillas oleaginosas", las semillas de sésamo son amadas en todo el mundo por su variedad de aplicaciones, propiedades y usos. Debido a que las semillas se cosechan a mano, el aceite de sésamo puede ser costoso.

El sésamo se empezó a cultivar hace más de 5000 años como un cultivo tolerante a la sequía, creciendo donde otros cultivos fallaron. Y las semillas de sésamo fueron uno de los primeros cultivos procesados para obtener aceite, se cree que en el norte de la India, para luego extenderse por toda Asia.

Tipos de aceite de sésamo

Es importante aclarar que existen dos tipos de aceite de sésamo: el aceite de sésamo ligero, hecho de semillas de sésamo crudas, y el aceite de sésamo elaborado con semillas de sésamo tostadas.

El ligero tiene un sabor a nuez terroso y un alto punto de humo, es decir, la temperatura en la que el aceite comienza a humear (210 a 230°C), lo que lo hace adecuado para freír; mientras que el aceite de sésamo tostado tiene una consistencia más espesa, un color más oscuro y un sabor más pronunciado.

El aceite de sésamo tostado tiene un punto de humo más bajo que el aceite de sésamo ligero por lo que es menos adecuado para preparaciones fritas, aunque se recomienda ampliamente para recetas crudas, como aderezos y ensaladas.

Beneficios para la salud del aceite de sésamo

  1. Puede regular el colesterol y la presión arterial

Las semillas de sésamo contienen más fitoesteroles (esteroides que regulan el colesterol) que cualquier otra semilla o nuez. Aunque los beneficios de los fitoesteroles se obtienen mejor de las semillas de sésamo crudas, aún se pueden conseguir beneficios consumiéndolas en forma de aceite. También, gracias a su gran cantidad de antioxidantes puede ayudar a reducir la presión arterial.

       2. Ayuda en la artritis reumatoide

Las semillas de sésamo son una fuente inagotable de vitaminas y minerales: cobre, zinc, magnesio, hierro y calcio. Si bien es cierto que durante el proceso de extracción algunos nutrientes se pierden, aún conservan la mayoría de las propiedades beneficiosas.

El zinc y el cobre, ayudan en la producción de glóbulos rojos, la circulación sanguínea y el metabolismo. El cobre además  también es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y ayuda a reducir el dolor de la artritis, la hinchazón de las articulaciones y fortalece los huesos.

       3. Ayuda contra el estrés y la depresión

El aceite de sésamo contiene un aminoácido conocido como tirosina, que está directamente relacionado con la actividad de la serotonina, neurotransmisor que afecta nuestro estado de ánimo. Estudios afirman que la incorporación de aceite de sésamo en la dieta ayuda en la producción de serotonina, haciéndote sentir positivo y a manteniendo alejado el estrés crónico.

       4. Ideal para paciente con diabetes

El aceite de semillas de sésamo es una buena fuente de magnesio, así como de otros nutrientes  que reducen los niveles de glucosa en la sangre. El magnesio además tiene una rica reputación anticancerígena junto con otro compuesto más, los fitatos. Las acciones sinérgicas de ambos pueden incidir en la reducción del riesgo de aparición de tumores.

       5. Ayuda a combatir la anemia

¿Sabías que el aceite de sésamo tiene un gran contenido de hierro? Por eso es uno de los remedios caseros más recomendados para la anemia así como para otros problemas de deficiencia de hierro.

¿Cómo se usa el aceite de sésamo en la cocina?

Tanto el aceite de sésamo ligero como el tostado se utilizan en la cocina del sur de la India, Oriente Medio, China, Japón y Corea para añadir sabor a frituras, salteados y condimentos que van desde arroz hasta ensaladas.

Aunque tiene un 41 % de grasa poliinsaturada, el aceite de sésamo (ligero) es excelente para freír: con compuestos antioxidantes que permanecen estables hasta a 230 °C y evitan que el aceite se descomponga con el calor. Además, agregar aceite de sésamo a los aceites de cocina menos estables mejorará el sabor de los alimentos fritos, con un efecto anti-rancidez.

Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel